Rodrigo Inzunza Olave: “Si se interesan en venir a trabajar al extranjero los pingüinos de la UACh serán más que bienvenidos”

Rodrigo Inzunza Olave: “Si se interesan en venir a trabajar al extranjero los pingüinos de la UACh serán más que bienvenidos”

Decidió ir a probar suerte a Canadá y hoy trabaja en la prestigiosa empresa KBM Resources Group (Thunder Bay, Ontario).

Se tituló como ingeniero forestal en la Universidad Austral de Chile el año 2007. Desde el 2011 se encuentra en Canadá, específicamente en el sector forestal de Ontario. “Me vine a probar suerte y rápidamente encontré trabajo en mi profesión. Ya he trabajado en dos empresas forestales, y estoy muy agradecido de la actual, KBM Resources Group (Thunder Bay, Ontario), por haberme acogido en noviembre de 2012”, señaló. Es en esta misma empresa donde recientemente trabaja Erico Kutchartt, ingeniero forestal de la UACh titulado el 2012.

“Formo parte de los fotointérpretes de la empresa, todos certificados por el Ministerio de Recursos Naturales de Ontario. Durante la temporada de verano, y mientras el clima lo permite, nos internamos en el bosque por unos meses, conviviendo con osos, lobos, alces, ciervos y ardillas, para capturar datos para inventarios forestales, tanto para proyectos privados como del gobierno”, indicó Inzunza. La empresa donde el ingeniero forestal trabaja posee 40 años de experiencia en los rubros forestal, minero y energético, ésta expandió sus operaciones a Chile en 1990. Además ha ganado dos premios este año: RBC Innovation Award y Export Award. Orgulloso de pertenecer a esta empresa y con la certeza de que no podría estar en un mejor lugar, el ingeniero forestal explicó que “actualmente estamos realizando el inventario forestal de la provincia de Ontario, supervisados por el Ministerio de Recursos Naturales, proyecto que durará algunos años”.

En cuanto a su paso por la UACh, Rodrigo Inzunza manifestó que “la gran ventaja de haber egresado de la Universidad Austral de Chile como ingeniero forestal, son todas las oportunidades de prácticas en terreno que otras universidades no tienen el privilegio de ofrecer. Como buen ingeniero forestal, me gusta mucho el bosque y estar en contacto con la naturaleza, y acá se da la oportunidad de mezclar la mitad del año en terreno y la otra en la oficina, ya que en invierno no se trabaja mucho en el bosque por las bajas temperaturas y la nieve. Por otro lado, algo muy importante es el idioma inglés, herramienta necesaria al momento de estudiar documentos científicos o trabajar en el extranjero, donde los pingüinos de la UACh serán más que bienvenidos y podrán aplicar todos sus conocimientos y formación”.