42 años de labor de un destacado Ingeniero Forestal

42 años de labor de un destacado Ingeniero Forestal

Jorge Cabrera, quien se acoge al retiro luego de trabajar en el Instituto Forestal  (INFOR) por 37 años, recuerda su paso por la UACh y su vida laboral.


Dar espacio a los nuevos profesionales y dedicarse “sustancialmente al ocio, bien intangible, escaso, de alto valor y por tanto un lujo”, son algunas de las razones por las que Jorge Cabrera se retiró de su vida laboral a fines de marzo. “Viajar, escribir, leer, escuchar música, dedicar tiempo a nietos y a la familia, ver completito el próximo mundial de futbol y tantas otras cosas”, es lo que espera desde ahora con tiempo libre luego de 42 años de trabajo, 37 de ellos en el INFOR, eso sí, afirma que seguirá pensando en el sector forestal donde aún existen temas importantes pendientes y donde siente que tiene algo que aportar.

Ex alumno UACh

Se tituló como Ingeniero Forestal en el año 1971, de ese período recuerda que la Facultad de Ciencias Forestales y Recursos Naturales “era una facultad pequeña, con pocos estudiantes. Mi curso tenía 9 alumnos; el curso siguiente, con 16 alumnos era numeroso para esa fecha. El  grupo de docentes era de primera línea mundial. Se había establecido recién un convenio con el gobierno alemán, lo que permitió tener profesores brillantes, a su vez varios compañeros de los cursos anteriores se fueron a estudiar al país germano”.

Respecto a la relación entre compañeros, Jorge Cabrera expresó que  “el grupo pequeño de estudiantes, fue muy unido, creando amistades que hasta hoy mantenemos muy activamente, nada de competencias y mucho apoyo mutuo. Así nos apoyamos, cada uno con sus fortalezas, y salimos todos adelantes, todos, tesis en mano y titulados”. Esta misma situación de estudiar en un grupo  pequeño favoreció la calidad de las clases y las prácticas en terreno, “fueron altamente productivas, entretenidas y participativas. No había espacio para distraerse”.

Ya profesional, el Ingeniero Forestal trabajó en la Facultad en el ex Instituto de Manejo. “Mis estudios de Magíster en Economía Agraria en la P. Universidad Católica, me permitieron aportar al trabajo académico en asignaturas de economía forestal, formulación de proyectos y evaluación forestal”. Sobre esta experiencia comenta “fue un agrado compartir con excelentes profesores, quienes me apoyaron en todo sentido. Un gran valor de este trabajo es la exigencia de estudiar y estar al tanto de la nueva información y conocimientos que se generan en las materias que abordaba, lo cual enfrenté con la mayor dedicación. Hoy es una satisfacción el saludo afectuoso de muchos ex alumnos que tuve, que me recuerdan aspectos de mis clases y del conocimiento entregado”.

Por otro lado, en la División de Estudios económicos del INFOR, en Santiago, comenzó a trabajar el año 1997 apoyando la generación y procesamiento de las estadísticas económicas del sector forestal chileno. “Posteriormente inicié la regionalización del INFOR creando la Sede Concepción el año 1983 y luego la de Valdivia en 1992. En ambas se adquirieron terrenos, se construyeron los edificios y se armaron equipos de trabajo y un conjunto de proyectos de investigación, todo focalizado en los temas prioritarios de los problemas forestales de estas regiones”, afirmó.

Aportes al sector forestal

Con tan larga trayectoria en el área, un amplio conocimiento y competencias en gestión, Jorge Cabrera promovió y concretó un trabajo regionalizado del INFOR, “realizaba su trabajo muy concentrado y por tanto aportando poco al desarrollo forestal de las regiones”, de esta forma se trabajó en la región del Bío Bío, donde están las plantaciones forestales, y luego en Los Ríos y Los Lagos, donde se encuentran mayoritariamente los bosques nativos, “así se pudo generar y entregar resultados al sector que apoyaron su desarrollo integral, alcanzando hoy un lugar de preponderancia en la economía nacional”. Con el transcurso del tiempo realizó múltiples trabajos en el área de los estudios económicos (área un tanto deficitaria en esa época), realizó análisis sectoriales, proyecciones del sector, fomento a especies de alto interés económico, estudios de mercados y muchos otros trabajos que obedecían a necesidades para hacer progresar el sector.


Hoy mantiene el contacto con la Facultad, tanto de tipo institucional como participación en docencia. “El Decano es una autoridad sectorial y con él y otros líderes sectoriales del sector, nos reunimos permanentemente para informarnos, ver iniciativas conjuntas y otras acciones que estimamos conveniente abordar conjuntamente. Por ejemplo, la operación de una Mesa Forestal como entidad de encuentro del sector privado, público y académico”.

Desafíos de los futuros Ingenieros Forestales

Como mensaje a los actuales estudiantes de Ingeniería Forestal de la UACh, Jorge Cabrera les dice que “hay un desafío pendiente y una enorme labor para el desarrollo sustentable del país. Los bosques y plantaciones, sus servicios y productos,  deben ser intensificados en el uso por parte de las empresas y los habitantes. Por otro lado, los problemas del cambio climático pueden mitigarse sustantivamente por parte del sector forestal, y eso no está bien internalizado ni en las autoridades ni en la población.  Los forestales sabemos que el bosque genera aire puro (fotosíntesis), retiene gases efectos invernadero, tanto en el bosque como en sus productos. También sabemos que el producir productos a base de fibras leñosas utiliza menos energía y por tanto contaminan mucho menos que materiales sustitutos. Entonces, establecer más bosques (nativos o plantados) y usar más la madera es lo más conveniente económicamente como ambientalmente. Este es el desafío  de los forestales”.