Investigadores de la UACh y la Universidad de Lleida realizan una campaña geomorfológica en el río Baker

Investigadores de la UACh y la Universidad de Lleida realizan una campaña geomorfológica en el río Baker

El trabajo sentará las bases de investigaciones futuras sobre el balance de sedimentos del río y su respuesta a fenómenos extremos, como los GLOFS (Glacial Lake Outburst Flood), en un marco de acelerado cambio global.

Una campaña de campo para la caracterización geomorfológica y sedimentaria del río Baker (Patagonia, región de Aysén) está llevando a cabo un equipo de investigadores formado por el Dr. Ramon J. Batalla de la Universidad de Lleida (Cataluña) y los Dres. Bruno Mazzorana y Pablo Irribaren de la Facultad de Ciencias de la UACh y del Núcleo de Investigación RINA.

El Dr. Batalla es investigador invitado en la Facultad de Ciencias Forestales y Recursos Naturales de la UACh en el marco del proyecto PAI-MEC 80150023 de CONICYT , liderado por el Dr. Andrés Iroumé, Decano de dicha macrounidad.

Campaña geomorfológica

El río Baker es el más caudaloso de Chile y una de sus características principales es encontrarse periódicamente afectado por GLOFs provenientes de sus principales tributarios (Neff, Colonia, Ñadis y Ventisquero). “Un GLOF (abreviación inglesa de Glacial Lake Outburst Flood) es una crecida súbita que ocurre después del colapso abrupto de la presa que contiene un lago glacial. La represa puede estar formada por hielo glaciar o por una morrena terminal. Estos flujos aluvionales poseen una gran magnitud y alcance fluvial”, señaló el Dr. Batalla.

El objetivo de la campaña de campo ha sido la observación de las formas fluviales y la caracterización de la granulometría del cauce del Baker en tramos aguas abajo de confluencias con tributarios afectados por GLOFs recientemente.

“También se ha realizado trabajo de campo en afluentes no afectados por GLOFs que permitirán describir los sedimentos en cauces en equilibrio. Se han visitado más de una docena de tramos del río y en ellos se han tomado fotografías de los sedimentos superficiales y se han realizado muestreos de partículas que permitirán, una vez procesados los datos en Valdivia, inferir la competencia del río Baker para evacuar el exceso de sedimentos aguas abajo”, explicó.

El trabajo se complementará con el tratamiento de las imágenes satelitales que lleva a cabo el investigador de la UACh, Dr. Héctor Ulloa, y el análisis de las series de datos de caudal existentes en la cuenca a partir de las estaciones fluviométricas de la DGA. Todo ello con el objeto de sentar las bases de investigaciones futuras sobre el balance de sedimentos del río y su respuesta a fenómenos extremos como los GLOFS en un marco de acelerado cambio global.