Nuevo modelo de negocio de leña apoyará la comercialización de calor de forma eficiente y sustentable

Nuevo modelo de negocio de leña apoyará la comercialización de calor de forma eficiente y sustentable

El lanzamiento de este proyecto UACh, co-financiado por CORFO, pretende mejorar la tecnología y competitividad de pequeños y medianos empresarios de la leña: recurso renovable y tercera fuente de energía más importante de nuestro país.

*Ver álbum de fotografías.

Con la presencia de autoridades regionales y universitarias, investigadores, académicos y empresarios, se realizó el lanzamiento del proyecto “Modernizando el Negocio de la Leña: Asociatividad, Valor Agregado y Eficiencia Energética”, que dirige el Prof. del Instituto de Bosques y Sociedad de la Facultad de Ciencias Forestales y Recursos Naturales de la UACh, Dr. Víctor Sandoval.


Esta iniciativa es co-financiada por el Programa de Transferencia Tecnológica (PDT) de CORFO, y co-ejecutada por el Sistema Nacional de Certificación de Leña (SNCL), en conjunto con la Asociación Gremial de Combustibles Sólidos de la Madera de la Región de Los Ríos y la Universidad de Rottenburg de Alemania.  


En la oportunidad, el Senador de la región de Los Ríos, Alfonso de Urresti, manifestó su preocupación por este tema, destacando la labor de la Universidad y actores públicos en esta tarea. “Es fundamental que la Universidad, CORFO, actores públicos,  y quienes  están involucrados en procesos de producción de leña, entiendan y nos mandaten qué es lo que debemos hacer. Estos debates nos ayudan a generar masa crítica y modelos que avancen”. También comentó la dificultad que existe en Santiago para hacer ver la leña como un elemento cultural propio del sur. “Esto nos lleva a la necesidad de consolidar políticas públicas”, afirmó.


Por su parte el Vicerrector Académico de la UACh, Dr. Néstor Tadich, valoró esta iniciativa por la importancia de mejorar la utilización de la biomasa y a su vez la calidad de vida de la población, reduciendo la contaminación del aire y a precios accesibles. “La Facultad de Ciencias Forestales y Recursos Naturales de la UACh es una de las que posee mayor vinculación con el medio para tratar de resolver problemas reales, con tecnologías aplicables”, señaló. 


La biomasa es una de las líneas más relevante de investigación que posee dicha Facultad, un recurso renovable en el cual se han enfocado diversos estudios. Así lo destacó el Decano de la Facultad de Ciencias Forestales y Recursos Naturales, Dr. Andrés Iroumé, quién valoró el impulso de jóvenes investigadores del Instituto de Bosques y Sociedad para iniciar este proyecto. Sin embargo también reconoció que se necesita “dar un salto y pasar de la teoría a la acción, ya que el uso de la leña es el mismo que se le daba hace 100 años atrás. Existe un problema en el marco de la comercialización y la contaminación del aire”.


Como representante del Sistema Nacional de Certificación de Leña, Felipe Leiva, Vicepresidente del Consejo de Certificación de Leña (COCEL) Los Ríos, manifestó su satisfacción por el aporte que este proyecto significará para “el tránsito necesario que debe hacer el país de pasar del mercado tradicional con poca integración de tecnología a la biomasa moderna, como en países desarrollados”.


Proyecto sustentable


Una de las principales ventajas de este proyecto es su carácter sustentable. Así lo destacó el Director Regional de CORFO y Fomento Los Ríos, Pablo Díaz, quien además expresó que “éste es el primer proyecto presentado a una mesa interdisciplinaria e interministerial. Es uno de los proyectos prioritarios, que realmente le interesa a la región, es decir, aquí sí hay un trabajo asociativo”. Díaz se refirió además a cuán difícil es posicionar estos proyectos a nivel central. “Explicar que en Los Ríos más del 94% de la población usa leña es muy difícil y en consecuencia, que entiendan que este tipo de proyectos es vital para el sur de Chile”.


Empresarios del calor


En esta iniciativa, que atiende a 25 pequeños empresarios de Los Ríos, trabaja un equipo diverso de investigadores con el fin de abarcar no solo aspectos técnicos, sino también sociales y culturales. La Facultad de Ciencias de Ingeniería de la UACh aportará en el ámbito de sistemas de calefacción, distribución de calor y eficiencia energética de la edificación. La Universidad de Rottenburg, en tanto, apoyará en aspectos técnicos asociados con la etapa de conversión de biomasa.


El ingeniero forestal e investigador Rodrigo Labbé, explicó que el modelo de negocios que se quiere implementar, obligará a los actuales productores de biomasa a que realicen un salto cualitativo en su negocio y se transformen en empresarios de calor. “Esto significa que distintos empresarios, a través de un modelo asociativo, puedan invertir, ya sea de forma independiente o de forma asociada, con un conjunto habitacional, un sistema de calefacción, me refiero una caldera centralizada, y por lo tanto su negocio cambia porque ellos dejan de percibir su ingreso por los metros cúbicos de leña o toneladas de chips de madera, sino que sus utilidades se perciben por la entrega de calor, a través de una boleta a los usuarios que tenga un cobro por kWh/m2 de consumo”, explicó Labbé. Con este nuevo modelo de negocio, estos actores no solo estarán a cargo del suministro de combustible, sino también de la gestión del sistema de calefacción, lo cual involucra realizar mantenciones, operación y  reparación.

Desafíos para el nuevo modelo 


El Director del proyecto, Víctor Sandoval, identificó uno de los problemas del sistema. Por un lado, el modelo de comercialización de leña es el mismo desde hace muchos años; por otro, los aparatos de calefacción no han sufrido recambio sustancial incrementando la contaminación y generando un problema de salud.


“La biomasa es una alternativa de acceso a combustible de bajo costo y buena calidad, desde luego esto nos permite independencia energética, economía en productos forestales y medianos propietarios, baja huella de carbono”, explicó el Dr. Sandoval.


El desafío para los investigadores –continuó- está en bajar la incertidumbre acerca del mercado de la calefacción distrital en base a biomasa, “Sin clientes suficientes será difícil desarrollar una cadena de suministro de biomasa, y a su vez, sin esta cadena, no se puede establecer un mercado de sistemas modernos de calefacción”, opinó.


Luego de la finalización de este proyecto en noviembre de 2018, el equipo de trabajo seguirá buscando los mecanismos necesarios para poner en marcha el programa completo en sus próximos 6 años.