Proyecto difundió resultados sobre práctica del secado eficiente de la madera

Proyecto difundió resultados sobre práctica del secado eficiente de la madera

La iniciativa de la UACh. financiada por el Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC), “Eficiencia del secado según prototipo PyMeMad”, presentó sus resultados a pequeños propietarios de la madera y socios de Pymemad en la Facultad de Ciencias Forestales y Recursos Naturales. 

Dos manuales técnicos sobre construcción de un secador prototipo y sobre la práctica del secado resumen el proyecto FIC16-15, ejecutado por el Instituto de Bosques y Sociedad de la Facultad de Ciencias Forestales y Recursos Naturales con la colaboración del Instituto de Materiales y Procesos Termomecánicos de la Facultad de Ciencias de la Ingeniería de la UACh. El material está dirigido a la pequeña y mediana industria maderera, con el fin de que estos emprendedores puedan mejorar la calidad de sus productos finales, ya sea por la réplica del secador y/o por mejorar sus prácticas de secado.


“Eficiencia del secado según prototipo PyMeMad” es la continuación del proyecto “Plan de Transferencia Tecnológica para adopción de Innovaciones en Pequeñas y Medianas empresas de la madera (PyMeMad) de la región de Los Ríos”, en el que se creó el Secador Prototipo, cuyas principales características son su versatilidad, bajo costo de construcción y operación. El equipo de la UACh decidió mejorar la eficiencia de su uso, estudiando sistemas de aislación de la cámara de secado, y de energía para la operación del secado.


Mario Meneses, académico de dicha Facultad y director del proyecto, expresó que el proceso de secado se ve simple, pero es complejo y se necesita conocimiento para manipularlo. “Es por ello interesante difundir estos resultados, en especial a través de estos manuales, ya que la idea es que los mismos propietarios puedan construir el secador”, afirmó. Respecto de la práctica del secado, el profesor Meneses explicó que éste requiere de preocupación permanente. “Pensamos que esto es una puerta de entrada, ya que observamos que falta investigación en el tema de secado de leña y la gente del sector ha demostrado interés”.


Necesidades de la industria


Según el investigador de la UACh, Luis Inzunza, al comenzar con esta iniciativa se hizo un trabajo de diagnóstico sobre las principales necesidades de la pequeña industria de la madera. “Las dos grandes necesidades eran contar con madera seca para obtener mayor  valor y con materia prima”, indicó. Así se ejecutó la construcción del secador, una unidad con una capacidad de secado de 35 a 40 metros cúbicos de madera que puede alcanzar temperaturas de hasta 85° C. Su diseño es simple, similar a un secador industrial, pero de bajo costo.


Pronto nació la inquietud de suplir deficiencias en cuanto a conseguir mejor resguardo de energía y calor. Para ello, el equipo solicitó la colaboración del Dr. Rogelio Moreno, académico de la Facultad de Cs. de la Ingeniería de la UACh, quien estuvo a cargo de analizar la calidad del asilamiento térmico del secador y sus posibilidades de mejoramiento para futuros diseños, y de analizar el consumo de energía de la unidad y establecer una comparación del consumo y costo energético con diferentes fuentes de energía. “En cuanto al aislamiento térmico, no se había cuantificado su calidad en términos numéricos, la idea fue colocarse en diferentes escenarios para analizar cuál es el estado en que se encuentra el secador y ver las posibilidades de mejorar en un proyecto futuro. En segundo lugar, al analizar los diferentes componentes que requieren consumo de energía en el secador y comparar valores, llegué a la conclusión que al contar con el aislamiento térmico y cámara de aire que posee el secador se reduce aproximadamente en un 85% la pérdida de energía calórica a través de las paredes”, señaló el Dr. Moreno.


Para el investigador Luis Inzunza, secar eficientemente, conservar la energía y mantener la temperatura dentro de secador, es un gran avance y necesidad, pero advierte que “siempre debe estar acompañado del conocimiento que tenemos que tener de nuestra materia prima. Hay varios factores que inciden en un buen secado, el primero es conocer la madera y cómo se comporta frente a las variables del secado”.
El equipo de UACh cree que el secador prototipo es replicable incluso de forma más económica, manteniendo sus mismos atributos en cuanto a eficiencia. 


Este proyecto finalizará con una ceremonia de cierre el martes 8 de enero de 2019 en “Maderas Austral SpA”, ubicado en Picarte s/n Lote b3b (salida sur, km7), Valdivia. En esta oportunidad se realizará una entrega simbólica de donación de madera para la Fundación Techo para Chile.