Laboratorio de Salud de Bosques investigará acerca de insectos nativos asociados a araucaria

Laboratorio de Salud de Bosques investigará acerca de insectos nativos asociados a araucaria

El complejo de curculionidos asociados a araucaria es un tema del cual existe poca información científica biológica y ecológica, su estudio será de gran relevancia para constribuir en la sanidad del bosque nativo.

Gracias al Fondo de Investigación del Bosque Nativo de CONAF, el Laboratorio de Salud de Bosques de la Facultad de Ciencias Forestales y Recursos Naturales de la UACh podrá desarrollar un estudio sobre insectos nativos del grupo de curculionidos, asociado a la emblemática especie araucaria del cual hasta hoy existe muy poca información.


La iniciativa 042/2019 “Daño foliar de Araucaria araucana: Antecedentes biológicos y ecológicos del complejo de curculionidos asociados, y una propuesta de manejo sustentable”, estará a cargo del académico del Instituto de Conservación, Biodiversidad y Territorio de dicha Facultad, Dr. Cristian Montalva, quien junto a su equipo la ejecutará por un periodo de 3 años. 


“Estos insectos viven hace miles de años y han evolucionado junto a la araucaria. Debido al cambio climático, es probable que puedan existir irrupciones poblacionales y araucaria se esté viendo un poco más afectada. Sin embargo, si bien estos insectos pueden estar contribuyendo en alguna medida al daño foliar, ésta no es la principal razón de la mortandad de algunos individuos de araucaria”, explicó el Dr. Montalva.

Por su parte, la Dra. Cecilia Ruiz, profesora adjunta e investigadora del proyecto, señaló que “si se revisa la bibliografía existente sobre insectos asociados a araucaria, se puede encontrar información sobre taxonomía de  las especies y  su distribución, pero poco o nada sobre aspectos biológicos, ecológicos y del comportamiento de estas especies. El complejo de curculionidos, en el cual nos enfocamos, está asociado a ramas vivas y eso es totalmente nuevo, ya que siempre se relacionaron a ramas debilitadas. Por eso, son importantes los resultados a los cuales podremos llegar en este proyecto”.


Junto con cuantificar y categorizar el daño producido en el follaje de la araucaria por el complejo de curculionidos, el equipo propondrá un protocolo más preciso para evaluar dicho daño, que se ajuste a la realidad  y que se pueda  incorporar a la metodología de CONAF.


Por otra parte, el Dr. Cristian González, profesor adjunto y coinvestigador de este estudio señaló que “nuestra propuesta de manejo sustentable está dirigida a la búsqueda de enemigos naturales, como parasitoides y hongos entomopatógenos nativos, que puedan contribuir con el control de las poblaciones de insectos cuando se generen irrupciones”.


Además, se propondrán medidas de monitoreo y manejo sustentable para las especies relevantes del complejo curculionidos, para lo cual se trabajará con el especialista en química de la Universidad de la Frontera Dr. Andrés Quiroz. En esta etapa se extraerán   los compuestos orgánicos volátiles que emiten los árboles, para posteriormente evaluar su actividad atractante o repelente, lo que podría utilizarse a futuro para el monitoreo de las poblaciones de estos insectos.

Sectores de estudio


Este proyecto abarcará todo el rango de distribución de araucaria, es decir, las regiones de la Araucanía, Bío bío y Los Ríos. Las parcelas de estudio se distribuyen en 7 localidades, 6 de ellas en Parques Nacionales y una en el sector privado de Villa Las Araucarias, en la Cordillera de Nahuelbuta.


Cristian Montalva recalcó la importancia de estudiar la ecología de los insectos nativos y expresó que éste puede ser el inicio de una investigación mayor. “Es seguro que encontraremos aspectos nuevos que no están descritos. Es relevante también saber que CONAF está interesada en financiar una línea de la sanidad del bosque nativo, porque son pocos los fondos que  financian esta temática”.