Dr. Víctor Gerding se acoge a retiro

Dr. Víctor Gerding se acoge a retiro

El académico formó parte del Instituto de Bosques y Sociedad de la Facultad de Ciencias Forestales y Recursos Naturales de la UACh.

Tras 41 años de labor, el profesor de la Facultad de Ciencias Forestales y Recursos Naturales de la Universidad Austral de Chile, Dr. Víctor Gerding Salas, se acogió a retiro a fines de febrero del año 2021, luego de haber destacado como docente e investigador en el área de suelos, sitio y nutrición forestal. 


Antecedentes 


El Ingeniero Forestal cursó el pregrado en esta casa de estudios (1973-1977). Trabajó en el Instituto Forestal (INFOR), en la sede de Concepción. Sin embargo, la UACh sería su estación principal de desarrollo profesional. Al inicio de la década de los 80 obtuvo una beca del DAAD (Servicio Alemán de Intercambio Académico), que le permitió estudiar un doctorado en la Universidad Georg-August-Göttingen, en la especialidad de suelos forestales. El académico recuerda: “En esa época, las posibilidades de becas eran muy reducidas y no existían los programas de financiamiento con que Chile cuenta actualmente”. 


En la UACh aprendió sobre docencia, adquiriendo herramientas pedagógicas a través de diversos cursos. “Pero también fue muy importante mi grupo directo de trabajo en el área de Suelos Forestales, porque quienes fueron mis profesores y luego colegas me orientaron y mostraron buenos caminos. Mis principales maestros fueron Juan Schlatter y Renato Grez”, expresó. 


Comenzó como colaborador del curso de Suelos Forestales y la Práctica Integrada. Con el transcurso de los años participó en cursos que en la actualidad no se imparten como Clasificación y geografía de suelos, Nutrición forestal y Química de suelos. En su último año, dictó los cursos de pregrado: Suelos, Conservación de suelos, Génesis y clasificación de suelos y Trabajo de titulación. También colaboró con otros seis cursos de pregrado y dictó uno de posgrado.


Siendo exalumno de la entonces llamada Facultad de Ingeniería Forestal y luego profesor, el Dr. Gerding tiene una amplia visión de la evolución que ha tenido esta macro unidad a lo largo de los años. “Inicialmente, ingeniería forestal abarcaba una enorme variedad de disciplinas, las que se iban complejizando cada vez más con los avances de la ciencia y tecnología y las demandas de la sociedad. De la necesidad de profundizar en la transformación de la madera y en el desarrollo de productos madereros nace ingeniería en maderas y se alivia parte de la malla curricular de ingeniera forestal. Posteriormente, por la demanda de los jóvenes que buscaban una orientación en los recursos naturales más cercana a la preservación y más alejada de los procesos productivos, nace ingeniería en conservación de recursos naturales. En esa instancia, también se reorienta la malla curricular de ingeniería forestal, compartiendo ambas carreras el ciclo de bachillerato y diferenciándose en el ciclo de licenciatura. En toda esta dinámica, participé en los distintos procesos de actualización curricular de ingeniería forestal”, expresó el académico, quien además destacó que la Facultad siempre ha buscado estar a la altura de los tiempos según las demandas de la sociedad, los avances científicos y el desarrollo de la tecnología. “Nuestra Facultad ha sido siempre una de las más pequeñas de la UACh, pero ha sido pionera en muchos aspectos que han marcado tendencias que después se han generalizado en la Universidad; por ejemplo, en los convenios de cooperación con la empresa privada, la oficina de administración contable, la adopción de la computación, la inclusión de prolongadas prácticas integradas en los primeros años del plan curricular, la incorporación de un periodista para potenciar la vinculación con el medio y la implementación del bachillerato. Fue un privilegio haber podido participar y colaborar en esos procesos”.


“Los estudiantes representan energía y cambios”


El Prof. Gerding no tiene duda de que lo mejor de trabajar como académico fue el contacto diario con los estudiantes, los que dijo representan “energía, cambio, desafíos, alegría, futuro y esperanza”. Describió como buenas experiencias el desarrollo de tesis de pre y posgrado; siendo patrocinante de 70 tesis de pregrado y 4 de posgrado, e informante de 94 en pregrado y 8 en posgrado. “Es decir, me involucré activamente en 176 tesis, algo más de cuatro tesis por año, como promedio, en mi vida de docente”, indicó. Aún le quedan pendientes cuatro tesis de pregrado.

Dr. Víctor Gerding en terreno
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Revista Bosque


Paralelo a su labor docente, realizó un importante trabajo por más de 15 años como editor de la Revista Bosque, actualmente la segunda revista de mayor factor de impacto en Latinoamérica en el ámbito forestal. “Me tocó transitar hacia el mundo digital, ampliar la base de autores y lectores, incrementar la internacionalización y llevar a Bosque a la indexación en la Web of Science (WoS)”, recordó. Todo el avance en este ámbito es obra de un equipo de trabajo, donde el profesor destaca la valiosa colaboración de la profesora Isabel Vives. 


Adicionalmente, el Prof. Gerding participó en la coordinación de las revistas de investigación o académicas de la UACh que desembocó en la formalización de la Red de Revistas de Investigación de la universidad, actualmente dirigida por la editora Elisa Cordero, para desarrollar trabajo colaborativo, intercambiar experiencias e incrementar la calidad de las revistas. 


Otras colaboraciones


Por otro lado, el académico también formó parte del equipo del Centro de Investigación de Suelos Volcánicos (CISVo), donde colaboró en la implementación y generación de sus políticas de funcionamiento y en el "Primer Encuentro de Jóvenes Investigadores en Ciencias del Suelo". 


Finalmente, el Dr. Gerding se refirió al equipo con el cual trabajó en el Laboratorio de Nutrición y Suelos Forestales al cual pertenece, el que definió como “fantástico, siempre dispuesto a colaborarse mutuamente y con un compromiso institucional extraordinario”.


Las "chicas del LabNSF", como él llamaba al grupo compuesto por Ilona Slebe, Elizabeth Labbé, Marta Águila, Verónica Briones y, hasta hace muy poco, Gisela Romeny, son personas a las cuales valora por su calidad humana y profesional. “Ellas se juegan la vida -literalmente- cumpliendo su trabajo en medio de la pandemia. Durante mis cuatro décadas en el laboratorio, tuve la fortuna de trabajar con un grupo mayoritario de mujeres. Por eso, además del actual equipo, no puedo dejar pasar los gratos recuerdos de años de trabajo con Yanibel Moraga, Rita Añazco, Leonor Piel (QEPD) y Silvia Levín”.