Académico UACh en Comisión del Senado presenta proyecciones para transformación del sector forestal

Académico UACh en Comisión del Senado presenta proyecciones para transformación del sector forestal

Se trata del Dr. Antonio Lara, quien participó de la Comisión “Futuro forestal para un Chile sustentable”, convocada por el senador Guido Girardi. 

“El planteamiento del problema comienza porque los paisajes y el sector forestal incluyen dos ecosistemas contrastantes: las plantaciones forestales y los bosques nativos”, fue la afirmación con la que el Dr. Antonio Lara, académico de la Facultad de Ciencias Forestales y Recursos Naturales de la UACh e investigador principal del (CR)2 inició su presentación  “Instrumentos de Gestión Forestal y Ambiental” presentada en la Comisión Ecosistemas para la Mesa “Futuro forestal para un Chile sustentable”, la cual fue convocada por el Presidente de la Comisión Desafío del Futuro, senador Guido Girardi. 


El objetivo de la Mesa fue tratar el tema de los instrumentos de plan de manejo y cómo abordar el futuro del sector forestal, teniendo como actores claves a la comunidad.

Paisajes homogéneos


“Existen grandes diferencias entre plantaciones y bosque nativo en cuanto a su origen, calidad, estructura, tipo y cantidad de productos que proveen, servicios ecosistémicos, el manejo que requieren, los daños que sufren debido a incendios y plagas, la escala de inversión, etc.”, explicó el Dr. Lara, quien propone la búsqueda de una integración en paisajes heterogéneos.


Sumado a esto, el docente de la UACh señala que imágenes satelitales y mapas muestran que en diferentes regiones, comunas y cuencas donde abundan plantaciones escasean los bosques nativos. 


“La distribución de las plantaciones esta fuertemente asociada a la distribución de la propiedad de la tierra, el empleo, la pobreza, las actividades económicas tales como los terrenos de pastoreo, la agricultura, conflictos territoriales y una demanda de agua insatisfecha”, afirmó. De acuerdo a lo planteado por el académico, los paisajes altamente homogéneos generan grandes impactos, son éstas el uso del suelo que más se quema y que más ha aumentado su superficie quemada por incendios. Por otro lado, también tendrían responsabilidad en la reducción de caudales, calidad de agua y disminución de la biodiversidad. 


El aspecto económico


Pero el Dr. Lara no solo expuso sobre los impactos en los ecosistemas, sino que también abordó el ámbito económico. “Es un tema de fondo que es muy importante enfrentar directamente y contrastar nuestros puntos de vista, ya que existe un correlato entre las características descritas y el grado de concentración creciente del sector forestal de plantaciones por dos conglomerados integrados verticalmente. Esto ha llevado a la generación de condiciones oligopólicas y oligopsónicas con insuficientes niveles de competencia y de regulación estatal”, afirmó. 


La ausencia de condiciones de competencia perjudica a consumidores, productores de metros ruma y trozos, contratistas forestales y transportistas, pymes y potenciales competidores de mayor tamaño en rubros específicos que podrían ingresar al mercado, pero que se ven marginados en estas condiciones de falta de competencia, en el sector de las plantaciones, según observa el académico.


Proyección del sector forestal


Una profunda transformación del sector forestal es lo que hoy se requiere, manifestó el Dr. Lara. “Esto implica una transformación, no solo maquillaje, para disminuir el alto grado de concentración económica y asimetrías de todo tipo”, indicó. Un desafío enorme y complejo, que admite que no se puede solucionar de la noche a la mañana, pero que permitiría el ingreso de distintos actores y potenciación de Pymes, diversificación de productos de mayor valor agregado, es decir menos celulosa y más tableros, madera aserrada y muebles; generación de nichos para nuevas actividades económicas e ingreso de actores de todo tipo. En resumen, aumentar la competitividad dentro y fuera de Chile asegurando la conservación de la naturaleza, aumentando la provisión de servicios ecosistémicos, todo lo cual llevaría a diversas ventajas. Este punto requiere de una mayor intervención y regulación por parte del Estado. 


Para este objetivo, la estrategia que Lara aborda conlleva un conjunto de acciones prioritarias. Una de ellas es la dictación de ley que crea el Servicio Forestal, tarea pendiente, y de la ley que crea el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas, ésta última actualmente en segundo trámite Constitucional en Cámara de Diputados. 
 “Es clave también el ingreso de talas rasas en escalas menores de 500 ha al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental. Esto es una iniciativa de la Comisión de Medio Ambiente del Senado en marcha”, puntualizó. 


Por otro lado, se refirió a la importancia de proteger el patrimonio de plantaciones y mantener la superficie actual de 3 millones de ha y no aumentarla a través de la prórroga o renovación del DL  701 u otros instrumentos que incentiven o bonifiquen plantaciones de especies exóticas.


La sesión se extendió en una larga conversación donde panelistas pudieron expresar sus ideas y hacer consultas. Los expositores que participaron en la mesa fueron: Dr. Rodrigo Mujica y Dra. Sabine Muller, de INFOR; Dra. Fernanda Salinas, de la Universidad de Chile; Mario Hermosilla, director SNF; Gloria Vargas, de Aprobosque y Carla Castro de CONAF.