INFOR y UACh presentan propuestas para la restauración del bosque nativo a gran escala en el centro sur de Chile

INFOR y UACh presentan propuestas para la restauración del bosque nativo a gran escala en el centro sur de Chile

La iniciativa generó una serie de criterios y recomendaciones para realizar una efectiva restauración de bosque nativo en los paisajes forestales del país.

Incorporar el componente social en las iniciativas o programas de restauración, es una de las principal conclusiones que entregó el proyecto “Áreas prioritarias de restauración de bosques nativos para la recuperación del servicio ecosistémico provisión de agua en cuencas forestales”, iniciativa que ejecutó el Instituto Forestal (INFOR) –organismo adscrito al Ministerio de Agricultura – en colaboración con Universidad Austral de Chile (UACh).

El proyecto -financiado por el Fondo de Investigación del Bosque Nativo (FIBN), administrado por la Corporación Nacional Forestal (CONAF) – realizó el levantamiento de datos en terreno durante 24 meses en las regiones del Maule, Biobío, La Araucanía y Los Ríos.


El investigador de INFOR y responsable del proyecto, el Dr. Christian Little, destacó la generación de la propuesta que contiene una serie de criterios y recomendaciones para la política pública, con el objetivo de hacer efectiva la restauración de bosques nativos a gran escala en los paisajes forestales del centro sur de Chile. Asimismo, la definición de valores en los ámbitos ecológicos, sociales y económicos para la restauración.


“Pero quizás la conclusión principal es que para lograr una efectiva restauración a gran escala es necesario incorporar el componente social, trabajar con las organizaciones de base de los territorios y lograr que ellos tomen este tema como algo necesario y propio, y que no sea necesario que siempre este tema lo lideren instituciones del Estado o las universidades”, destacó el Dr. Little.


Para la seremi de Agricultura de la Región de Los Ríos, Moira Henzi, este tipo de iniciativas son de vital  importancia para el gobierno del Presidente Sebastián Piñera, ya que se pone en valor el recurso hídrico que genera el bosque nativo, permitiendo una identificación de las zonas prioritarias para restauración relevando el rol del bosque y la utilización del agua. “Con estos fondos debemos generar propuestas y acciones concretas para potenciar la restauración”, manifestó la autoridad del agro.


Instituciones claves


La iniciativa contó con el apoyo de investigadores de la UACh, los cuales aportaron su experiencia para el estudio de la relación entre los ecosistemas forestales y el agua. Además del aporte de un marco conceptual y práctico respecto al análisis de las organizaciones sociales y de los habitantes rurales. “Creo que es importante destacar que el proyecto fue exitoso porque esas capacidades no eran exclusivas de la UACh, sino también refleja un trabajo conjunto y colaborativo de mucho tiempo con INFOR, hace más de 15 años”, expresó el Dr. Antonio Lara, académico de la Facultad de Ciencias Forestales y Recursos Naturales de la UACh.


En tanto, el director regional de CONAF Los Ríos, Oscar Droguett, afirmó que “es muy importante hablar de restauración  y recuperación de cuencas de bosque nativo, porque es necesaria su protección sobre todo en zonas rurales donde este tipo de proyectos son relevantes para las personas, ya que se requiere el recurso hídrico tanto para la vida cotidiana como para su producción agrícola, por lo que estamos muy contentos de colaborar en este proyecto”, afirmó la autoridad.


Finalmente, cabe mencionar que durante la implementación de esta iniciativa se identificaron y validaron 119 cuencas forestales entre las regiones del Maule y Los Ríos, de las cuales -por su tamaño y ubicación- se seleccionaron 112 para analizar variables biofísicas y sociales asociadas a la oferta de agua desde las cuencas y demanda de agua por parte de la población.


La evaluación de estas variables generó un procedimiento que permitió identificar prioridades de restauración de bosque nativo. Del set de cuencas priorizadas, se seleccionaron 12 a las que se les denominó “áreas prioritarias tipo”, entendidas como tales por su representatividad regional y la necesidad y oportunidad de restauración.