La Facultad recibió 32 hectáreas del predio Teja Norte el año 1971, con fines de restaurar bosques, principalmente en terrenos quebrados cubiertos parcialmente con bosque nativo degradado. En los terrenos altos existían praderas degradadas que fueron forestadas con grupos de árboles, de diversas especies, principalmente exóticas, en respuesta a la necesidad de diversificar la matriz forestal del país, que se basó principalmente en Pinus radiata. Así se fue creando un museo abierto de especies vivas, exóticas y nativas, sumando hoy alrededor de 400 especies leñosas de origen exótico y 450 especies nativas, expandidas sobre 27 hectáreas y complementadas por 29.5 hectáreas de bosque húmedo valdiviano en recuperación: nació así el Arboretum. Hoy suma 64 hectáreas destinadas principalmente a la educación y la recreación. Si bien los principales beneficiados son los estudiantes de la Facultad, también lo están utilizando otras carreras, tanto científicas como humanistas, y estudiantes de nivel escolar. Las Escuelas de Pregrado ocupan el Arboretum principalmente para la docencia en ciencias básicas como Botánica, Fauna Silvestre, Ecología, Suelos y Recursos Forestales.

El área permite hoy acceso a todo público que tenga interés en aprender de las especies arbóreas y de la conservación de la naturaleza en un parque periurbano, a 10 minutos del campus universitario.
Visitar sitio WEB